Blogia
El rincon de ingenieria de infragon

Dificultades de ser autónomo

Dificultades de ser autónomo

Ser autónomo tiene sus ventajas, pero no todo es de color de rosa... Hay toda una serie de aspectos que dificultan y entorpecen que puedas desarrollar en condiciones óptimas tu trabajo y aportar el máximo posible a la economía... Hay problemas.

Problemas que son comunes a los de muchas microempresas y algunas pymes, y que para el autónomo pueden llegar a agravarse por el hecho de estar aislado y tener más difícil el acceso a recursos financieros, humanos y técnicos:

- Financiación: Tienes mayor dificultad para conseguirla de los bancos ya que te exigen avales que suelen superar tu patrimonio personal. Además no siempre sabes cómo negociar con los bancos, por lo que no siempre logras las mejores condiciones que podrías llegar a alcanzar.

- Competitividad y calidad de vida: Obtienes menos resultados que otros competidores de mayor tamaño, así que tienes que reducir tus ingresos o aumentar tus horas de trabajo.

- Formación: O dejas de trabajar o es complicado encontrar tiempo para reciclarte profesionalmente. A la larga pierdes capacidad de gestión e innovación.

- Nuevas tecnologías: Cuando no tienes conocimiento ni tiempo para adquirirlo ni tienes fácil acceso a recursos financieros, el nivel de implantación de las nuevas tecnologías se reduce.

- Calidad: De nuevo, por falta de acceso a la formación específica y a que no siempre tienes capacidad inversora, el nivel de implantación de filosofías de calidad en tu negocios (así como de certificaciones) no crece.

- Recursos humanos: Tienes mayor dificultad para crear puestos de trabajo estables y realizar contratos de trabajo a largo plazo. En algunos sectores, como la hostelería, resulta complicado encontrar personal bien cualificado.

- Inmobiliarios: los altos precios del mercado inmobiliario, especialmente en el centro de las ciudades, en las grandes vías comerciales y en los centros comerciales, dificultan el acceso de los autónomos a ubicaciones verdaderamente competitivas.

- Protección social: Tienes menor nivel de protección en comparación con los trabajadores por cuenta ajena (régimen general de la seguridad social), lo que reduce el atractivo de ser autónomo. Lo que se agrava por el hecho de que la mayoría de autónomos opta por la cotización mínima.

- Conciliación: Tienes jornadas laborales más largas y te sueles llevar las preocupaciones a casa.

- Soledad: Existe un bajo nivel de asociacionismo empresarial y de participación en redes.

- Imagen social: a pesar de tu importancia para el funcionamiento socio-económico, no estás adecuadamente valorado por la sociedad.

- Aspectos administrativos: vinculados a las ordenanzas y normativas locales: aparcamiento, carga y descarga, horarios de apertura, licencias de obras, licencias de apertura, normativa de ruidos, etc.

Todo ello lastra tu competitividad y en muchos casos te exige la realización de un sobresfuerzo para mantenerte a flote.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres